Excusas 12

Es extraño extrañar, siempre. La extraño. Hace ya tres días que no la veo, desde el domingo, hoy es miércoles. El domingo estuvimos juntos muy abrazados. Nos besamos mucho. Lo raro fue que, en la madrugada del lunes, soñé que tomabamos un café.

Cuando me desperté el café parecía tan real. Y muy por el contrario, el hecho concreto de tenerla en mis brazos, de habernos besado tanto, con tanto cariño, parecía algo lejano. Terminantemente difuso. A pesar de eso, el hecho, no perdía peso ni calor. En la memoria estaba perdido, está perdido, pero una impronta queda todavía caliente.

Acerca de Daniel Altamiranda

Daniel Altamiranda: Frente a la vieja dicotomía de escribir parado y bailando (Escritura Dionisiaca) o sentado (Escritura Apolínea) prefiero escribir comiendo.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Excusas 12

  1. Rafa dijo:

    Justamente el otro día subrayé esta frase: “cuando lo individual regresa, persiste lo suave del encuentro” (Antonio Di Benedetto, El silenciero). Por momentos me da la impresión de que hay algunos vasos comunicantes entre tu mundo y el de Di Benedetto (autor que cada día me gusta más)

    Me gusta

  2. Eso: “Lo suave de encuentro” es lo que trato de sostener con palabras. La cita es fonomenología pura. Me encantaría tener algo en común con Di Benedetto. Me acuerdo de algunas aventuras en Mendoza. Bueno podrían llegar ser un relato.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s