Excusas 30

Hubo un 30 de diciembre que fue el peor de todos. Hubo un 31 de diciembre que fue el peor de todos.

El jueves 30 de diciembre de 2004 estaba en un bar a punto de ponerme una de las borracheras más fuleras de mi vida. Una de esas borracheras que haría un hito en mi vida. Sé que comencé con cerveza y luego con no sé con qué seguí. Sí, sé que era algo que no tomaba habitualmente.

Luciana me acompañó con algo de birra. Pero estaba mucho más ocupada buscando al culpable del final de nuestra relación. Creo que no se puede decir que eso era una discusión. No había, en ese momento, nada que resolver. Era, más bien, una lista de reproches de ambas partes. Por mi parte, la única preocupación era ver cómo iba a hacer para seguir escabiando. Nada se podía mejorar.

Se puede hacer un ranking de noches malas. Pero, esa queda fuera de toda posible catalogación. No por ser la peor, sino porque no se puede identificar bien cuál fue su característica principal.

No tengo un parámetro del tiempo que pasamos sentados en esa mesa frente a frente. Solo me acuerdo de la imagen de ella llorando a los gritos y de ese televisor que estaba a un costado de ella. En la imagen se veía gente corriendo, gritando, llorando. Todo era, para mí, un pasticho de imágenes y sensaciones. Abajo del televisor había una mesa con cuatro mujeres. Las cuatro miraban a Luciana llorar a los gritos, con cara de “qué hijo de puta, lo que le habrá hecho”: nada. Ella me dejaba. O, ella dijo que no separemos y listo. No pasaba nada malo. Sólo que era algo muy triste.

Luego de dar algunas vueltas llegué a mi casa.

Al día siguiente la televisión estuvo encendida desde temprano. Me comentaron lo que había pasado. Lo primero que dije (y lo único que dije) fue que eso me podría haber pasado a mí. No había mucho que decir. ¡Cuantas veces uno estuvo en lugares a los que no sabía ni como llegaba, en sótanos o en lugares con puertas trabadas! ¡Cuantas veces uno fue a Cemento! ¡Muchas! O, al menos las necesarias para que algo le pase. Pero, la mayoría de nosotros tuvo suerte.

Durante el día las imágenes fueron las mismas, se repetían una y otra vez. Miré eso todo el día, lloré, me indigné, pero por sobre todo estuve triste.

Pensar en responsabilidades sería algo para unos días después, al menos. En ese momento todo era confuso, feo, muy triste. Cualquiera que lee esto podría pensar que trato de comparar una tragedia con una separación. De ninguna manera. Se trata de una coincidencia de mierda entre dos historias.

Mi resaca fue una de las históricas, de esas molestas que no se van con nada, que me arruinó la comida de la noche hecha por mi padre, que no me permitió brindar en paz.

Así, con el paso de los años uno trata de no tener un fin de año triste y hace todo para que los demás lo pasen bien. Trata de madurar, de conocerse para que llegue un día en el que todo esté bien. Pero cuesta o, para ser sincero, me cuesta. O pasa que las cosas no son perfectas y la búsqueda es siempre sobre lo encontrado.

Acerca de Daniel Altamiranda

Daniel Altamiranda: Frente a la vieja dicotomía de escribir parado y bailando (Escritura Dionisiaca) o sentado (Escritura Apolínea) prefiero escribir comiendo.
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Excusas 30

  1. Gayta Perez dijo:

    Muy bueno Dany es cierto la perfección es como buscar la felicidad eterna, espero que este fin de año sea bueno para todos!!!

    Me gusta

  2. Anita dijo:

    Sólo te voy a decir la palabra que apareció en mi cabeza, inmediatamente, cuando lo terminé de leer: Excelente!
    A esto le siguió: “Qué desgraciado este Dani, que bien que escribe! Además, este le salió armadísimo y perfecto”
    PD: desgraciado fue con cariño…

    Me gusta

Responder a Anita Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s